black-crowes-southern-harmony-and-musical-companion-la-gran-travesia-radio-free-rock

Especial Black Crowes. Southern Harmony and Musical Companion.

La Gran Travesía
La Gran Travesía
Especial Black Crowes. Southern Harmony and Musical Companion.
icon loader
/

Hoy tenemos el especial dedicado a los Black Crowes en La Gran Travesía, con el aniversario de un disco tremendo, su segundo LP lanzado The Southern Harmony and Musical Companion. La banda de los hermanos Robinson publicaban un 12 de mayo de 1992 se segundo álbum.

El germen del grupo estaría en los hermanos Robinson y un proyecto que tenían a mitad de los 80 llamado Mr Crow´s Garden.

Desde el estado de Georgia, sus primeras influencias estaban más cerca de los primeros R.E.M que de grupos como los Allman Brothers, los Faces o Lynyrd Skynyrd. Poco a poco, el grupo iría forjando su propio sonido tras numerosas actuaciones y cambios en la formación.

The Black Crowes debutarían con esa mezcla del rock de los años 70 y el soul, blues y rythm and blues de la década de los 60, con un tremendo pelotazo mundial, Shake Your Money Maker. Gracias a su versión de Hard to Handle de Otis Redding, venderían más de 4 millones de copias solo en EEUU llegando al puesto número 4 en las listas americanas en 1990.

Ese debut, Shake Your Money Maker , llevó a la banda a una gira casi constante tocando más de 300 conciertos en un año y medio.

Tras numerosos conciertos y giras incluso actuando en el festival Monsters of Rock junto a AC/DC, Metallica, Queensryche y Motley Crue, a pesar de que no terminaban de encajar demasiado bien en ese line up, comenzarían en 1991 la grabación de su segundo LP, con un enfoque más enraizado, más soul… y también más complejo, The Southern Harmony and Musical Companion.

El nuevo disco de los Black Crowes contó con Marc Ford en la guitarra principal, quien reemplazó a Jeff Cease después de su salida el año anterior. 

Esto, junto con la incorporación de un teclista a tiempo completo, Eddie Harsch, y también una fuerte presencia de coros femeninos, le dio a los Black Crowes espacio para explorar, improvisar y tocar su nuevo material.

Además de Eddie Harsch a los teclados y Marc Ford a la guitarra, estaban Steve Gorman a la batería, Johnny Colt al bajo, y los hermanos Robinson, Chris como cantante y Rich a la otra guitarra, junto con Barbara Mitchell y Taj Harmon a los coros.

El álbum de los Black Crowes tomaba prestado su título de un popular libro de himnos del siglo XIX y fue sugerido por el cantante Chris Robinson. Publicado por primera vez por William Walker en 1835, el original The Southern Harmony and Musical Companion era a menudo, la única fuente de alfabetización musical para muchos estadounidenses rurales.

El álbum sería producido por George Drakoulias , quien le dio a cada instrumento un punto claro, mientras aceptaba también cierta soltura de las composiciones, más largas, y con desarrollos instrumentales más serpenteantes. La compenetración de las dos guitarras sigue sonando estremecedora en canciones como Black Moon Creeping y No Speak, No Slave

Grabado en solo 8 días, en enero de 1992, el álbum contiene nueve canciones nuevas escritas por los hermanos Robinson, junto con una versión de Bob Marley del tema Time Will Tell, que cierra el álbum. 

Así como la banda hizo con el tema de Otis Redding Hard To Handle en el álbum anterior, aquí también se la apoderan, convirtiendo ese tema reagge en algo más acústico con un sonido más estilo Nueva Orleans. A pesar de todo era un cierre sencillo.

El disco brilla por esa incontenida distorsión que te traslada por completo a la década de los años 70, al sur de EEUU… esa época en la que los Lynyrd Skynyrd y los Allman Brothers trituraban las influencias soul y rythm and blues, pasándolas por su turmix particular.

Aquí los Faces y los Rolling Stones dejan paso a otras influencias, y nos mostraban a un grupo, los Black Crowes que en poco más de año y medio habían mutado por completo.

La esencia del sonido de los Black Crowes es su resurgimiento del rock de raíces sólidas de esa década de 1970 junto con los cambios de acordes, cambios de tempo y todo ese feedback y distorsión.

Otra de las canciones que destacan es Sometimes Salvation, con una desgarrada interpretación vocal de Chris Robinson, a medio camino entre Wilson Picket y Janis Joplin.

Puedes escuchar el podcast completo en Radio Free Rock.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
¿Hablamos?
1
Hola 👋
¿Necesitas ayuda?, si quieres ayudar a la creación del programa con una donación acepto bizum :)